image

El Metro de Barcelona garantiza una protección cardíaca de emergencia para los viajeros

El Metro de Barcelona garantiza una protección cardíaca de emergencia para los viajeros

Se instalarán desfibriladores automáticos en todas las estaciones de metro a finales de año

Transports Metropolitans de Barcelona (TMB) ha comenzado a instalar desfibriladores en las estaciones de las ocho líneas de metro de la ciudad como medida para prevenir muertes por paro cardíaco súbito. El plan es que para fin de año estarán disponibles en toda la red.

Los dispositivos son del tipo desfibrilador externo automático (DEA), que detecta y actúa en caso de parada cardiorrespiratoria provocada por arritmia o taquicardia ventricular, y puede ser utilizado por cualquier persona, incluso sin formación sanitaria.

La acción rápida es esencial con los paros cardíacos

La enfermedad cardiovascular causa el 30% de todas las muertes en el mundo y es un importante problema de salud pública que afecta a personas de todas las edades y condiciones. En Cataluña, las paradas cardíacas se producen principalmente (70%) en lugares públicos y provocan una media de cinco muertes diarias.

Además de la prevención y difusión de hábitos saludables, una forma eficaz de prevenir estas muertes prematuras es la difusión de desfibriladores en los espacios públicos para que puedan ser utilizados dentro de los 10 minutos posteriores al infarto, tiempo que es decisivo para la supervivencia de la persona.

En una primera fase, la instalación de los DEA tuvo lugar la semana pasada en las 24 estaciones de metro que también sirven de intercambio con otros transportes ferroviarios y por tanto son las más frecuentadas dentro de una red, en la que en condiciones normales hay 1,3 millones de desplazamientos diarios.

Los dispositivos se colocan dentro de cajas en el sector central de los andenes o en el andén central, en caso de que la estación los tenga. También tienen un GPS para detectar si están siendo utilizados. Junto con la instalación del dispositivo, también se colocan carteles en diferentes puntos de la estación para ayudar a los usuarios a encontrarlo en caso de necesidad.

Para facilitar un uso rápido y seguro del desfibrilador, el usuario solo tiene que seguir las instrucciones que le está dando el propio dispositivo. Además, un pulsador permite la comunicación directa con el 112 para que al mismo tiempo se envíen los servicios médicos al lugar del incidente. También existe la posibilidad de comunicarse con el centro de control del metro a través del botón SOS en los intercomunicadores al lado de cada desfibrilador.

Newsletter

Zurück

Wachsende Stadt

Alle

Smart City

Alle

Grüne Stadt

Alle

Soziale Stadt

Alle

Neue Europäische Bauhaus

Alle

Interviews

Alle

Neueste