image

Barcelona pone un tope a la subida vertiginosa de los precios de los alquileres

Barcelona pone un tope a la subida vertiginosa de los precios de los alquileres

El Ayuntamiento aprobó un reglamento que declara a la ciudad como una "area de mercado de vivienda tenso"

La semana pasada, el Ayuntamiento de Barcelona aprobó la renovación de una declaración legal que marca la ciudad como una 'area de mercado de vivienda tenso'. El argumento es que se trata de un acto necesario, y en el marco de la Ley 11/2020 aprobada por el Parlamento de Cataluña, dadas las difíciles condiciones económicas tras la pandemia de COVID y la escasez de viviendas. El nuevo reglamento entrará en vigor a partir de septiembre y permanecerá durante cinco años.

¿Qué es el "mercado de vivienda tenso"?

El pasado verano se aprobó la Ley catalana de ordenación del alquiler que establece que un año después de su entrada en vigor los municipios deben aplicar, de nuevo, si quieren seguir definiéndose como zonas de mercado inmobiliario tensas. Siempre que se amplíe este estatus, las administraciones locales deben seguir aplicando las medidas existentes sobre la normativa de alquiler.

En este sentido, Barcelona cumple los dos requisitos previstos por la ley para poder realizar esta declaración: la carga sobre el presupuesto familiar para pagar el alquiler es superior al 30% de sus ingresos y el incremento de precio supera el Índice de Precios al Consumidor. (IPC).

Aquí también es necesario aclarar que este estatus es particularmente importante para Barcelona ya que es una de las ciudades españolas con mayor porcentaje de sus residentes viviendo en alojamiento de alquiler. Según las estadísticas, cerca de un tercio de los habitantes de la capital catalana paga alquiler. Además, los precios de alquiler han aumentado un 31% entre 2015 y 2020, lo que hace que la vivienda asequible sea una imposibilidad para muchos.

En este sentido, la apuesta del Ayuntamiento, el dato económico de caída de la renta familiar disponible y el crecimiento del paro por la crisis provocada por la pandemia en curso han motivado que esta declaración tenga una vigencia de cinco años, plazo máximo previsto por la ley.

A partir de septiembre, el precio de referencia a la hora de firmar un nuevo contrato de alquiler se formará comparando el precio del contrato anterior y el 95% de lo indicado en el índice de precios de referencia de la Generalitat de Catalunya, tomando el menor de los dos.

Además, y a diferencia del año pasado, se producirá una rebaja del 5% del precio de referencia según el índice de precios del Gobierno y las viviendas con una superficie útil superior a 150 m2 también se beneficiarán de esta regulación de los contratos de alquiler.

Newsletter

Zurück

Wachsende Stadt

Alle

Smart City

Alle

Grüne Stadt

Alle

Soziale Stadt

Alle

Neue Europäische Bauhaus

Alle

Interviews

Alle

Neueste