image

Los servicios de urgencias cántabras se forman en prevención del suicidio

Los servicios de urgencias cántabras se forman en prevención del suicidio

Las autoridades regionales consideran importante eliminar el tabú en torno a ese tema

El 19 de mayo, el Gobierno de Cantabria organizó un curso especializado dirigido a personas que trabajan en los servicios regionales de urgencias, que les enseñó técnicas de prevención de intentos de suicidio. El curso en sí estuvo dirigido por Sergio Tubio del Cuerpo de Bomberos de la Ciudad de Madrid, junto a representantes de la línea de emergencia 112 Cantabria.

Este tipo de medidas se consideraron necesarias y el Gobierno regional ha dado pasos para incluirlas en su Plan de Formación de Emergencias y Protección Civil. El año pasado, el Centro de Atención de Urgencias 112 registró 273 avisos por intentos de suicidio en esta comunidad autónoma española. En cuanto al país, en su conjunto, se informó que 10 personas por día mueren por suicidio, el doble que por accidentes de tránsito.

El suicidio causa más muertes que los accidentes de tráfico en España

El Gobierno de Cantabria quiere abordar ese tema, como lo haría con otros problemas sociales, con la diferencia de que en este caso la prevención es aún más fundamental. De hecho, es aquí donde se deben concentrar la mayor parte de esfuerzos y recursos si se registran tasas de suicidio. van a ser reprimidos.

Por ello, la consejera de Presidencia, Interior y Justicia, Paula Fernández Viaña, abogó al inicio del curso, por abordar el suicidio, generalmente considerado un tema tabú, con una perspectiva "preventiva", y con seguimiento y apoyo de psiquiatras y psicólogos. En su opinión, era primordial involucrar a expertos en la materia, junto con los servicios de emergencia, en las intervenciones relacionadas con los intentos de suicidio.

A nadie se nos escapa que se trata de intervenciones con una especial sensibilidad, y que es fundamental una formación específica que facilite las herramientas necesarias al personal de emergencias para poder atender tales situaciones con mayor seguridad”, ha dicho la Consejera de Presidencia, destacando también el impacto particular de la pandemia en la salud mental y, en consecuencia, en las muertes por suicidio.

Los asistentes al curso, como los bomberos locales y otras personas que trabajan en los servicios de intervención, adquirieron una amplia formación para la evaluación de riesgos y la rápida toma de decisiones en situaciones estresantes. Asimismo, se dieron nociones de trato con personas con ideación suicida, negociación, mediación y persuasión. Adicionalmente, se capacitó sobre los factores de riesgo, las diferentes etapas por las que atraviesa la víctima y las posibles señales de avance en la negociación o resultado final.

Newsletter

Zurück

Wachsende Stadt

Alle

Smart City

Alle

Grüne Stadt

Alle

Soziale Stadt

Alle

Neue Europäische Bauhaus

Alle

Interviews

Alle

Neueste