image

Carlos Fernández Bielsa: La participación nos ha llevado a consolidarnos como pueblo

Carlos Fernández Bielsa: La participación nos ha llevado a consolidarnos como pueblo

Una entrevista con el alcalde de Mislata

Carlos Fernández Bielsa (Valencia, 1981) es licenciado en Administración y Dirección de Empresas por la Universidad Jaume I de Castellón. Con 29 años accede a la alcaldía de Mislata tras ganar las elecciones municipales de 2011 por mayoría absoluta. Desde entonces es alcalde de esa localidad. Ademas, desde 2019 es Vicepresidente de la Diputación de Valencia y diputado del Área de Cooperación Municipal, Coordinación Institucional y Cohesión Territorial.

Señor alcalde, ¿cómo describiría Mislata con sus propias palabras?

Mislata es una ciudad muy especial; se trata de uno de los municipios con mayor densidad de población de España (45.000 habitantes en apenas 2 km), donde convive gente con orígenes muy diferentes. Es una ciudad rica y diversa, que ha crecido con familias trabajadoras, que buscan un espacio confortable y bien comunicado en torno al área metropolitana de València. Además es un pueblo lleno de historia, de cultura y de ganas de compartir.

¿Cuáles son los principales sectores económicos de su municipio y cómo se han visto afectados por la crisis de Covid?

Esencialmente, Mislata es una enorme red comercial y de servicios de proximidad. La ciudadanía tiene a su alcance toda una red de empresas de confianza, de pequeño comercio y servicios que con el paso del tiempo han fidelizado a su clientela.

La crisis Covid ha fomentado otro tipo de consumo, online, y muchas de las empresas se están adaptando al envío a domicilio, a nuevos retos. Sin duda, el empeño del Ayuntamiento ha sido ayudarles, con múltiples programas de estímulo financiero para que puedan seguir abriendo la puerta de sus negocios todos los días.

La inclusividad social juega gran papel en las políticas de su administración. ¿Nos puede contar algunos ejemplos de buenas prácticas al respecto?

Considero muy necesario que nuestras ciudades sean espacios donde compartir; sociedades solidarias con aquellas personas vulnerables. En Mislata llevamos mucho tiempo poniendo en valor estas políticas para las personas, para dar igualdad y no dejar a nadie al margen. Así, hemos sido pioneros en programas como comedor social para la infancia de familias en riesgo de exclusión, un plan social de empleo municipal, o ayudas a los bebés recién llegados en forma de cheque para consumo en nuestros comercios.

¿Cómo se educa a los vecinos de Mislata para que se preocupen por el medio ambiente? ¿Cuál es el papel de las escuelas?

Es fundamental concienciar de que solo tenemos un planeta, que tenemos que cuidarlo porque nuestro futuro está en juego. Además, resulta muy útil hacer campañas informativas de asuntos como el reciclaje o la necesidad de respetar el entorno verde. En Mislata, con ayuda del tejido escolar, estamos consiguiendo repoblar una zona de pinos en torno a un emblemático pozo que tenemos en el término municipal.

¿Cómo lograis para preservar una identidad local a pesar de ser parte de la creciente área metropolitana de Valencia?

Somos habitantes de una ciudad limítrofe a Valencia, pero con características que nos diferencian; tenemos una identidad propia. En Mislata la gente participa durante todo el año en las calles, en costumbres y tradiciones, en asociacionismo vecinal, cultural, deportivo y social muy activo. La participación nos ha llevado a consolidarnos como pueblo, con las ventajas de una gran ciudad que cuenta con todos los servicios a nuestro alcance para formarnos, crecer y conseguir retos.

Finalmente, ¿Cuál es su visión para el futuro de su municipio?

Tenemos muchos retos por delante. Seguimos soñando con una ciudad más participativa, donde las decisiones se tomen entre todos y todas, como hemos hecho estos últimos años. Quiero que Mislata sea un emblema de cultura, y muy pronto pueda tener su propio museo dedicado a Miquel Navarro, nuestro artista más internacional.

Además, en línea con la Agenda 2030, queremos convertir nuestra ciudad en una potencial smart-city que nos permita ser más eficientes y sostenibles, generando más recursos y servicios para mejorar nuestra calidad de vida. Estoy convencido de que, con trabajo diario, lo vamos a lograr.

Newsletter

Zurück

Wachsende Stadt

Alle

Smart City

Alle

Grüne Stadt

Alle

Soziale Stadt

Alle

Neue Europäische Bauhaus

Alle

Interviews

Alle

Neueste