image

Juan Pérez Guerrero, Mayor of Lucena, Source: Ayuntamiento de Lucena

Juan Pérez Guerrero: Como administración, nos toca estar cerca de todos y evitar el empobrecimiento de los sectores más vulnerables

Juan Pérez Guerrero: Como administración, nos toca estar cerca de todos y evitar el empobrecimiento de los sectores más vulnerables

Una entrevista con el alcalde de Lucena en Andalucía

Juan Pérez Guerrero nació en 1962. Él es licenciado en Matemáticas por la Universidad de Granada, y desde 1987 trabaja como profesor de Educación Secundaria en la Enseñanza Pública.

Su periplo político se inicia en 2007. Ha ostentado las Delegaciones de Hacienda, Régimen Interior, Educación y Presidencia. Desde junio de 2011, tiene el honor de ser el alcalde de Lucena.

Se considera una persona familiar, amante de las costumbres y tradiciones, trabajador, responsable, dialogante, sensible a los problemas de la ciudadanía y respetuoso con las opiniones de los demás. Procura eludir la improvisación, le gusta el trabajo en equipo y defiende a ultranza el Estado de Bienestar. Entiende la política como un servicio ciudadano desde la cercanía del municipalismo.

Estimado Alcalde, ¿Cómo describiría la ciudad de Lucena en sus propias palabras?

Lucena, en el corazón geográfico de Andalucía, es la puerta a la Subbética Cordobesa, una comarca apasionante que atesora el encanto de la naturaleza de la España de interior con la comodidad de estar conectada en poco más de 60 minutos con grandes centros turísticos como Málaga, Sevilla, Córdoba y Granada. Lucena, La Perla de Sefarad medieval, mantiene vivo el legado patrimonial e histórico de las culturas cristiana, judía e islámica.

¿En qué sectores está basada la economía de su municipio?

Lucena es conocida por su fortaleza industrial. De larga tradición, el sector del mueble y la madera vino protagonizando, en la segunda mitad del siglo XX, el despegue económico de nuestra ciudad; en la actualidad, si bien sigue desempeñando un papel muy importante, la industria del clima y el frío toma el testigo haciendo de Lucena el referente andaluz del sector y uno de los más potentes en el ámbito español.

En porcentaje, la agricultura también acapara una parte significativa de la economía local, en especial la producción olivarera en torno a un aceite de oliva virgen extra amparado, por su calidad, en la Denominación de Origen Protegida Aceites de Lucena. Al abrigo de nuestra marca turística ‘Lucena, con luz propia’, la artesanía y el comercio, dinámico y versátil, constituyen otro puntal económico para la ciudad.    

¿Cómo está afrontando Lucena los retos de la pandemia de Covid?

Con similares dificultades a las del cualquier otro municipio. Desde el punto de vista humano, nos preocupan las pérdidas y el dolor provocados por la enfermedad, son muchas familias las dañadas por una pandemia durísima; en el ámbito económico, nos enfrentamos a una crisis, que como tal, nos pone de nuevo ante el espejo de las desigualdades sociales. Trabajadores separados de su empleo o empresarios, emprendedores y autónomos que han quedado sin actividad económica, ponen rostro a esta crisis.

Como administración, nos toca estar cerca de todos ellos y evitar el empobrecimiento de los sectores más vulnerables. En Lucena, a finales de marzo del año 2020, dos semanas después de la declaración del estado de alarma, ya fuimos capaces de articular desde el Pleno un plan de emergencia social y económica que estos once meses ha concedido más de 1.600 prestaciones y ha invertido 1,5 millones de euros para articular mecanismos de apoyo y atención ciudadana.   

En 2021 Usted cumple 10 años como alcalde de Lucena. ¿Cómo ha cambiado la ciudad durante esta década?

La valoración que puedo hacer de esta década como alcalde de Lucena está marcada, irremediablemente, por este último año de crisis sanitaria. Con todo, no ha sido una década fácil para la gestión pública. En 2011, accedimos a la Alcaldía en pleno estancamiento y recesión económica debido a aquella crisis financiera que, cuando pasó de la macro a la microeconomía, golpeó con fuerza a los municipios.

Los presupuestos de los ayuntamientos mermaron y a nivel general, tanto en Europa como en España, se impusieron políticas públicas de recortes que condenaban doblemente a las administraciones locales, que son por su cercanía las primeras a las que suelen acudir los vecinos. Ahí, la capacidad de respuesta de la política local se deterioró con dificultades, en algunos casos, para el mantenimiento de los servicios públicos. Y justo ahora que empezábamos a dejar atrás aquella austeridad desmesurada, nos viene encima las consecuencias de la covid-19.

En Lucena, han sido años para completar la transformación urbana del centro histórico de la ciudad, en parte gracias a los fondos comunitarios de los FEDER, a cuya ejecución otorgamos un mimo especial porque sabíamos que nos jugábamos estar en las siguientes convocatorias. Así ha sido, y desde hace 2 años ejecutamos los nuevos fondos vinculados a la estrategia de desarrollo urbano integral (EDUSI), que dedicamos a loa barrios que rodean ese centro histórico. 

¿Que proyectos o iniciativas quedan todavía para cumplir?

Una ciudad de la amplitud de Lucena tiene siempre proyectos pendientes. A nivel municipal debemos de impulsar algunos de ellos, pese a su elevado coste presupuestario. En relación al suministro de agua potable, trabajamos en el desarrollo de un proyecto de mejora de nuestra red de abastecimiento, con medio siglo de antigüedad, que nos permita usar con mayor eficiencia este recurso más bien escaso por esta zona.

También nos hemos propuesto hacer de Lucena una ciudad 100% accesible, con espacios y zonas públicas y privadas abiertas para todos; la ejecución de estos proyectos avanza a buen ritmo, pero no estaría mal hacerlo con mayor rapidez. La movilidad dentro del municipio, que debe virar hacia planteamientos más sostenibles, y los recursos patrimoniales turísticos son ámbitos preferentes en nuestra gestión, sin obviar, como ya he indicado, todos los planteamientos y manifestaciones de interés inherentes a la Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible e Integrado que venimos ejecutando desde hace un par de años y que habrá de concluir en 2023 para presentar, finalmente, una ciudad más accesible, más sostenible, participativa y abierta al mundo. 

¿Tiene algún consejo o recomendación que compartiría con otros alcaldes de las pequeñas ciudades de Europa?

Para nuestras ciudades, las posibilidades de avanzar y generar nuevas expectativas de crecimiento pasan, en un elevado tanto por cierto, por su capacidad de saber trabajar en red. Nuestra experiencia en este sentido es positiva. Saber tejer una red de aspiraciones compartidas resulta imprescindible para afrontar proyectos que, por sí solos, serían inalcanzables. A diario, animo a mis equipos a trabajar en esta dirección y a compañeros y compañeras de Alcaldía de otros municipios también los invito a hacerlo, ya que el futuro se escribe en clave de territorios y también de comarcas.

Otra recomendación que haría es, sin lugar a dudas, utilizar y gestionar cada euro que llegue a la ciudad de fondos europeos, en la certeza de que contribuirá al desarrollo territorial y conseguir ciudades amables donde la ciudadanía desempeñe un papel primordial. Somos un territorio con unas cuotas limitadas de industrialización y desarrollo económico, cada ayuda que recibimos es un balón de oxígeno, una oportunidad a la que debemos agarrarnos con mucha fuerza.

TheMayor.EU stands against fake news and disinformation. If you encounter such texts and materials online, contact us at info@themayor.eu

Newsletter

Back

Growing City

All

Smart City

All

Green City

All

Social City

All

New European Bauhaus

All

Interviews

All

Latest