image
1

The robot performing a physical therapy routine, Source: Gobierno de Castilla-La Mancha

Robots sociales para motivar a niños con discapacidades neurológicas

Robots sociales para motivar a niños con discapacidades neurológicas

El comité de ética del Hospital Nacional de Parapléjicos de Toledo decidirá sobre su eficacia clínica

El 4 de agosto llegó la noticia del Hospital Nacional de Parapléjicos de Toledo de que pronto podría estar en marcha un nuevo proyecto clínico, tras la aprobación del comité de ética del establecimiento. El ensayo incluirá experimentos con los llamados dispositivos de "robótica social" que tendrán la tarea de acompañar, orientar y ayudar a los niños con diversas limitaciones neurológicas a ganar una mejor movilidad.

Los robots sociales tendrán un diseño atractivo para los niños, combinando inteligencia artificial y gamificación, para que los procesos de rehabilitación parezcan menos abrumadores y más divertidos para una mente joven.

La esperanza es que en el futuro los robots también se puedan usar en casa

Las sesiones con robot incluyen potentes ejercicios de juego que mejoran la concentración, la participación y la motivación. Esto permite convertir la terapia en un juego y, para los más pequeños, seguir mejor el tratamiento prescrito.

"Hemos visto que la plataforma se adapta perfectamente a estos pacientes y que las terapias se pueden intensificar todo lo que queramos, porque el robot no se cansa de repetir los ejercicios", ha explicado José Carlos Pulido, director general de 'Inrobics' – la start-up detrás de los robots sociales.

Ángel Gil, responsable de Rehabilitación del hospital, añadió que otra de las ventajas de utilizar esta tecnología es que “permite a los profesionales medir los resultados de una terapia. El robot no solo muestra los movimientos, sino que también da instrucciones de cómo ejecutarlos bien y los mide. Así, podemos cuantificar objetivamente y monitorizar la evolución del paciente”.

El Hospital de Parapléjicos no es solo el primer campo de pruebas de este enfoque tecnológico para la terapia. Sus expertos también fueron centrales en el diseño del robot, ya que sus conocimientos se consideraban imprescindibles. Tuvieron que asociarse con ingenieros y desarrolladores de software de Inrobics.

Lo único que queda por lograr es obtener luz verde del comité de ética del hospital, que evaluará la efectividad de los robots en términos clínicos.

El alto grado de autonomía del robot permitiría la rehabilitación en casa, complementando la terapia en el centro. Eso es porque el aumento en la frecuencia de las sesiones mejora la progresión en el tratamiento del paciente.

Por el momento, los pacientes pueden esperar una versión virtual del robot, que estará disponible el próximo año para su uso en casa.

Newsletter

Back

Growing City

All

Smart City

All

Green City

All

Social City

All

New European Bauhaus

All

Interviews

All

Latest