image

Blue skies above the town of Maó, in Menorca, but these do not tell us the complete status of the air

¿Qué puede hacer una ciudad para limpiar su aire?

¿Qué puede hacer una ciudad para limpiar su aire?

Resulta que puede hacer bastantes cosas, y aquí está el ejemplo de Maó, en la isla de Menorca

La calidad del aire en una ciudad es un indicador importante de la calidad de vida en general. Mientras tratamos de revertir la marea y encontrar formas de recuperarnos y redescubrir una atmósfera más limpia, es posible que descubramos que hay muchos obstáculos por delante.

La ciudad española de Mahón puede ser bastante ilustrativa a este respecto. El lunes 11 de octubre, su gobierno presentó allí un plan estratégico de mejora de la calidad del aire. Se ha trabajado desde junio de 2017 hasta su aprobación final el mes pasado y consta de 61 medidas que contribuirán directa o indirectamente a reducir la contaminación atmosférica.

Al leer sobre esto, considere el hecho de que Maó tiene una población de menos de 30.000 habitantes, y luego piense en el tipo de esfuerzos que las ciudades más grandes deben realizar con el mismo propósito.

Muchos incluso podrían sorprenderse de que haya que salvar el aire en Maó

Maó es la capital de la isla de Menorca (Baleares) y es más conocida por darle el nombre a la mayonesa, que proviene de las palabras francesas - sauce mahonnaise. También tiene uno de los puertos naturales más grandes del mundo, que debido a su naturaleza cerrada es bastante limpio.

Pero hoy nos gustaría presentaros su Plan de Mejora de la Calidad del Aire, que tardó más de 4 años en concretarse. Es un poco informativo sobre la naturaleza multifacética de la contaminación ambiental y sus posibles soluciones.

61 medidas en 5 bloques

El Plan incluye 61 medidas, diferenciadas en 5 bloques de actuación: movilidad terrestre, eficiencia energética, seguimiento y reducción de emisiones en episodios de alta contaminación, movilidad aeroportuaria y otros.

En materia de movilidad territorial, propone hasta catorce líneas de actuación. Entre ellos, mejorar el servicio y la oferta del transporte público existente en Menorca; gestión adecuada de la movilidad en grandes lugares de trabajo; creación de aparcamientos seguros con cargadores eléctricos cerca de las estaciones de transporte público; y fomentar la sustitución de vehículos por aquellos que funcionen con combustibles de menor o cero emisiones.

Luego también se puede optimizar y crear estacionamientos disuasorios para fomentar el transporte público; control y límite de velocidad más estrictos; fomentar el uso compartido de vehículos; incrementar los espacios exclusivos para el transporte público y peatones en detrimento de los actuales espacios para vehículos privados; optimizar la intermovilidad del transporte público-bicicleta; y mejora e incremento de los espacios peatonales.

En cuanto a la eficiencia energética, la implementación de energías renovables juega un papel importante. Hay propuestas, como asegurar la instalación de energía solar fotovoltaica en grandes cubiertas; y cumplir con la obligación de las grandes y medianas empresas de realizar un cálculo anual de la huella de carbono y planes de reducción de emisiones.

En adición se preve optimizar los servicios de Distribución Urbana de Bienes, promoviendo así la movilidad sostenible; fomentando el uso de energías renovables, informando y asesorando sobre su uso; promoción del comercio local; sustitución de los medios de transporte gestionados por la administración por vehículos de bajas o nulas emisiones; así como optimizar el control de emisiones en obras viales y limpieza viaria.

El tercer bloque de acciones, dedicado a evitar episodios de alta contaminación, el Plan recomienda la realización de campañas de información y sensibilización sobre la contaminación atmosférica; fomentar la participación de la población en la medición voluntaria de la calidad del aire.

También se preve introducir el factor de contaminación del aire en la vigilancia epidemiológica; la revisión del inventario de emisiones existente a nivel municipal; adaptar el plan de acción a corto plazo; y el estudio de la calidad del aire con sensores pasivos.

En cuanto a la movilidad aeroportuaria, se propone la elaboración de un Plan de Mejora de la Calidad del Aire del Aeropuerto de Mahón; junto con un Plan de Movilidad Sostenible; la ecologización de la flota terrestre y los equipos; optimizar la movilidad de las aeronaves dentro de la pista; y la correcta integración urbana del sistema aeroportuario general.

En el bloque de otras medidas, el Plan apoya la labor del Instituto Balear de la Energía (IBE); el estudio y creación de conectores verdes; así como la promoción de la agricultura orgánica.

Maó también cuenta en la actualidad con tres estaciones fijas (Pous, Port de Maó y Maó EMEP) integradas dentro de la Red Balear de Monitorización y Control de la Calidad del Aire, que se han complementado, desde hace aproximadamente un año, con una estación móvil ubicada en terrenos propiedad de Consorcio de Residuos y Energía de Menorca.

Newsletter

Back

Growing City

All

Smart City

All

Green City

All

Social City

All

New European Bauhaus

All

Interviews

All

Latest