image

Murcia y Madrid discrepan sobre la raíz del problema del Mar Menor

Murcia y Madrid discrepan sobre la raíz del problema del Mar Menor

Los problemas ambientales de la gran laguna han llevado a un juego de culpas políticas

La laguna del Mar Menor en Murcia ha causado preocupación en las últimas semanas por su salud ambiental después de que más de cinco toneladas de peces muertos hayan aparecido en sus orillas. La gran extinción se debe a la falta de oxígeno o apoxia, un problema habitual en el lago en los últimos años. Sin embargo, lo que causa ese fenómeno parece ser una fuente de controversia. Incluso ha llevado a un juego de culpas entre los gobiernos regionales y nacionales.

La administración murciana ha pedido a Madrid que invierta en una propuesta de plan para la creación de una planta colectora que desnitrificaría las aguas de escorrentía derivadas de la actividad agrícola en las zonas cercanas al lago. El gobierno central, representado por Teresa Ribera, la ministra de Transición Ecológica, respondió que tal medida solo sería "blanquear" el problema en lugar de solucionarlo. Para ella, la causa del desastre ambiental son las prácticas agrícolas ilegales, como las plantas desaladoras.

Una vez un imán para los turistas, hoy el Mar Menor es algo parecido a una "sopa verde"

Los activistas ambientales, los residentes y los turistas no están impresionados con el retroceso político y la lentitud, dado que la degradación de la laguna no es nueva ya que se registraron muertes masivas biológicas en 2016 y 2019.

La apoxia del agua en el lago salado se debe a los nitratos y fosfatos que entran por el arroyo de la Rambla del Albujón, que vacía el agua dulce de un acuífero que recoge el exceso de agua de lluvia. Esos nutrientes químicos son ingredientes que se utilizan en los fertilizantes agrícolas y su acumulación ayuda al crecimiento excesivo de fitoplancton.

La capa verde de la biomasa de fitoplancton impide que la luz solar llegue al fondo del lago y también consume el oxígeno del agua, sofocando en esencia a los peces y cangrejos que viven debajo de ella. Además, los meses de verano con su falta de viento y niveles más bajos de agua contribuyen a exacerbar el problema.

"Sabemos qué hacer y estamos dispuestos a hacerlo, solo necesitamos que nos permitan hacerlo", ha exclamado Fernando López Miras, presidente de Murcia, revelando una sensación de frustración.

Por el momento, el gobierno regional ha comenzado a limpiar uno de los barrancos que conectan el Mar Menor con el mar Mediterráneo en un esfuerzo por oxigenar la masa de agua, aunque el Ministerio de Ecología había dicho que probablemente no sería una solución eficiente.

Newsletter

Retour

Croissance urbaine

Tout

Ville intelligente

Tout

Ville verte

Tout

Ville sociale

Tout

Nouveau Bauhaus européen

Tout

Entretien

Tout

Dernières nouvelles