image

Nomad Garden is the team of landscape experts behind the successful ¨Gardens in the Air¨ project, Source: Nomad Garden

Un jardín es un laboratorio de convivencia, donde humanos y no humanos interactúan para crear entornos más diversos, ricos y resilientes

Un jardín es un laboratorio de convivencia, donde humanos y no humanos interactúan para crear entornos más diversos, ricos y resilientes

Una entrevista con el equipo sevillano detrás del proyecto ganador de NEB Prize “Jardines en el Aire”

Recientemente, hablamos con Nomad Garden, el colectivo de arquitectura paisajista multidisciplinar detrás del proyecto ganador del Premio NEB “Jardines en el Aire” en Sevilla. En cierto modo, es una vuelta a las raíces, ya que fue en esa ciudad española donde se presentó por primera vez la iniciativa de la Nueva Bauhaus Europea. Las respuestas aquí proporcionadas son de Salas Mendoza Muro, Francisco José Pazos y Sergio Rodríguez.

Ustedes ganaron en la categoría “Edificios renovados con espíritu de circularidad”. ¿Pueden describir la esencia del Jardínes en el Aire en unas pocas frases? 

Es una iniciativa circular de renaturalización urbana  incentivada por el Ayuntamiento de Sevilla y Ecosistema 41 en la que participan artistas, científic@s, arquitect@s, diseñadores, jóvenes estudiantes y vecin@s de Tres Barrios-Amate junto a asociaciones locales como A.E.S. Candelaria. Una propuesta que ha ido madurando a través de dos años de talleres, encuentros y celebraciones compartidas, con el objetivo de explorar recursos y especies ya existentes en el barrio con el objetivo de imaginar nuevas relaciones entre ellas, así como estrategias que permitan que prosperen en equilibrio, generando un entorno más habitable para todos.

La iniciativa, finalmente se ha materializado en tres obras complementarias:

  1. Un jardín vertical que reutiliza el agua de aires acondicionados para cultivar especies adaptadas a las condiciones químicas y climáticas del entorno con la finalidad de minimizar el calor veraniego y aumentar la biodiversidad urbana.
  2. Un perfume compuesto a partir de la selección de las plantas con mayor representación en el jardín y el barrio y que refleja la diversidad de procedencias humanas que lo conforman. Una edición limitada y exclusiva de 333 frascos realizada por la reconocida nariz parisina Barnabé Fillion, que puede obtenerse como intercambio por una donación destinada al mantenimiento del jardín y al programa de talleres de arte y naturaleza contemporánea en A.E.S. Candelaria.
  3. Una serie de relatos y una polifonía creada a partir de las múltiples voces -humanas y no humanas- que conforman el barrio, que exploran cómo transmitir en nuevos ritos colectivos estas nuevas alianzas.

¿Cuáles son los beneficios del proyecto para la comunidad? ¿Cuál es el público objetivo?

Múltiples son las comunidades y los “públicos” involucrados en este proyecto. Precisamente, uno de los objetivos iniciales del mismo era identificar las comunidades humanas y no humanas existentes en Tres Barrios - Amate, una de las áreas más deprimidas de la ciudad pero también más diversas y cosmopolitas, con el objetivo de empezar a trabajar a partir de sus potencialidades.

Otro objetivo era sacar las ciencias de los laboratorios y las artes de museos o teatros, para implicarlos directamente en proyectos de transformación urbana junto a comunidades ajenas a estos campos. De esta manera, las comunidades locales tenían la oportunidad de explorar su realidad cotidiana y repensar soluciones a partir de la misma a través de la capacidad de las artes y las ciencias. Concretamente, en este trabajo lento trabajamos con la Asociación Educativa de la Candelaria, una institución ejemplar del barrio que da servicio a más de 400 niños y niñas procedentes de diferentes nacionalidades. Concretamente la labor se realizó con un grupo estable de 20 niños y niñas, ampliándose posteriormente los talleres a sus familiares.

Si bien, los laboratorios de investigación, creación y prototipado se realizaron durante dos años con este reducido grupo, los resultados de los mismos se concibieron como obras que debían concluir con celebraciones culturales en el espacio público que permitieran compartir lo producido con los vecinos del barrio y la ciudad. Así, más de 1.000 personas participaron en las diferentes exposiciones y conciertos, y más de 30.000 han visitado o transitado el jardín de la calle Candelilla.

Al margen de este impacto directo, el proyecto ha logrado un reconocimiento a nivel local, nacional e internacional que han enorgullecido a un barrio que usualmente es reconocido por noticias negativas. De esta forma se han puesto en valor también aquellas positivas que existen en el entorno y que pueden servir de palanca e impulso. Y no solo nos referimos a aquellas personas y asociaciones relevantes del barrio, sino también a su vegetación y a la singular avifauna que también aquí habita.

¿De qué manera cumple el proyecto con los 3 principios NEB de sostenibilidad, inclusión y estética?

Estamos firmemente convencidos de que un jardín es un laboratorio de coexistencia, donde humanos y no humanos se relacionan para crear entornos más diversos, ricos y resilientes. Cuando se concibe al espacio público como un jardín, se está poniendo el acento sobre los otros actores que nos acompañan en las ciudades.

Precisamente con esta aspiración, se ha propuesto la reutilización del agua procedente de los aires acondicionados (normalmente desechada) como material de trabajo para crear un entorno más biodiverso, donde plantas y animales conviven con las personas, al tiempo que exploramos estrategias verdes de mitigación térmica y renaturación. Procesos además en los que la comunidad está implicada en todo el proceso y en la propia construcción, reutilizando además su propio imaginario y la diversidad de lenguas de las comunidades del barrio.

El perfume “Jardines en el aire”, que ha diseñado Barnabé Fillion para el proyecto, es también una forma muy potente para reconocer a la vegetación como un integrante de tu ecosistema vital. La vegetación urbana también es una comunidad diversa y cosmopolita, compuesta por migrantes llegados de todos los puntos del planeta que aquí han enraizado y coevolucionado buscando la resiliencia.

perfume flash

Uno de los fiascos de perfume que capturan la esencia del barrio. Fuente: Garden Atlas

El perfume recoge las esencias del propio entorno, del barrio, las especies aromáticas presentes, poniendo el foco también en que las notas aromáticas más importantes (incienso, rosa, pimienta rosa, naranjo amargo, cedro, romero, eucalipto) proceden de todos los continentes, representando con orgullo el aroma de uno de los barrios más cosmopolitas de la ciudad.

Por último, y como un reflejo sinestésico del jardín y del perfume, la joven compositora Desirée Martín creó una polifonía que explora la multiplicidad de voces -humanas y no humanas- que conforman el periférico barrio de Tres Barrios-Amate. Para ello contó con la colaboración en el trabajo de campo de Antropoloops, Vibra-tó, Amigos del Parque Amate y Seo Birdlife, y con la dirección e interpretación de Carlos Cansino y Proyecto ele.

En un plano racional, la obra celebra los vínculos y asociaciones entre las distintas comunidades de personas, plantas y pájaros del barrio. En un plano sensorial, la obra invoca otros estados, otros modos de ser… reconociendo en su balbuceo un ensamblaje heteróclito de lenguajes misteriosamente sintonizados. Otra manera de vincularnos.

polyphony gardens in the air

El concierto de polifonía con el jardín vertical como escenario. Fuente: New European Bauhaus Prize Winners

¿Cuál fue el efecto posterior de ganar el Premio NEB para su proyecto?

Primero, y quizás lo más importante, para toda la comunidad ha sido motivo de orgullo, por lo dicho con anterioridad. No sólo para los participantes activos, sino para todo el vecindario, que ha visto en la portada en prensa y medios de todo el continente una noticia que habla de Tres Barrios-Amate como un lugar innovador, sostenible, rico y creativo. Es una manera de reconocer que todos somos útiles, que allí también están sucediendo cosas importantes para los demás y de las que se puede aprender (y enseñar) al resto del mundo.

También ha sido una ayuda para que otras instituciones observen el proyecto de manera más seria, con un trasfondo que va más allá de lo anecdótico o celebrativo, y que busca y aspira a transformar la realidad de forma efectiva.

También ha servido para que personas de otros lugares de Sevilla, e incluso de fuera, hayan ido a visitar este rincón de la ciudad para observarlo con nuevos ojos. Que lo sucedido en una humilde calle de un barrio de la periferia del sur de Europa, sea puesto como ejemplo de un proyecto participativo, inclusivo, sostenible e innovador a nivel internacional, significa que todo es posible y no hay que dejar de intentarlo.

tres barrios amate

La calle en Tres Barrios-Amate donde se presentó el proyecto. Fuente: Garden Atlas

A nivel económico, que también es importante, nos ha permitido dar un nuevo impulso al programa de talleres y actividades, dando continuidad al proyecto e incorporando a nuevos actores, tanto de la propia comunidad como llegados desde fuera.

¿Qué circunstancias específicas y locales inspiraron su idea?

Sevilla es bien conocida por sus tórridos y secos veranos, meses de acusado déficit hídrico. Gran parte de los edificios, públicos y privados, llenan sus fachadas de máquinas de aire acondicionado que terminan formando charcos en las calles cuando el calor y la sequía más aprietan. Inesperados oasis que se rodean de plantas adventicias, pájaros y otros seres que recurren a ellos para sobrevivir.

Por otro lado Sevilla cuenta con una larga tradición de instrumentos y métodos de lucha contra los rigores veraniegos. Muchas de ellas son estrategias pasivas locales, como el uso de macetas cerámicas que sirven tanto para mejorar el entorno a nivel microclimático, como para embellecer y dejar espacio para otros seres vivos. Otras son más globales, como el uso de las mashrabiyas, celosías de origen islámico que permiten mejorar con sombreamientos y corrientes de aire las ventanas y fachadas de los edificios.

Asimismo, éramos conscientes de que este contexto no es único, y que las soluciones y estrategias que aquí se testen, serán replicables y extrapolables a otros muchos contextos urbanos; máxime de cara a los desafíos del cambio climático, que agravarán y extenderán el problema.

El contexto económico, social y cultural también son especialmente interesantes. No sólo por estar en un barrio “deprimido”, también por la ausencia o escasez de acciones culturales y científicas contemporáneas que acompañen, y no compitan, con las también necesarias ayudas sociales. La necesidad de éstas no puede ser motivo para desasistir las primeras.

La cultura también es una necesidad de primer orden, y más aún cuando se acompaña de la oportunidad para probar, descubrir y conocer nuevas herramientas, tecnologías o actividades que se salen de la oferta existente, que cae muchas veces en sólo lo urgente (el ahora), olvidándose de lo importante (el futuro).

Tres Barrios-Amate es, además, una de las zonas más cosmopolitas de Sevilla. No sólo a nivel social, por los orígenes y culturas de sus habitantes humanos, también por la existencia de una diversa y rica avifauna, que junto al espacio verde que supone el Parque Amate y a un rico arbolado viario (las calles del barrio acogen a una de las más importantes concentraciones de naranjos amargos de Sevilla). Pero también por el intenso uso que se hace del espacio público. En parte por la mala calidad edilicia, pero también por la fortaleza de las redes de apoyo comunitario, tanto asociativo como humano, que hacen de la calle, plazas y otros espacios de convivencia, nodos fundamentales de la vida diaria de sus habitantes.

Precisamente derivada de esta intensidad convivencial, surgen oportunidades como la de la AES Candelaria, una asociación social y educativa que desde hace más de 40 años trabaja y ayuda a niños y niñas del barrio, les enseña a convivir, a trabajar juntos, a cuidarse y mirar por todos. Precisamente su elección como compañeros de viaje fue la primera inspiración de este proyecto.

¿Qué tan aplicable es a otras localidades europeas? O, alternativamente, ¿se puede ampliar?

Creemos que sí, por todo lo que ya hemos dicho (replicabilidad, desafío climático, aprendizaje emergente, etc.), y también porque el proyecto también se ha planteado como un experimento. Un prototipo tanto a nivel procesual como tecnológico, que nos está permitiendo testar y validar las hipótesis lanzadas.

Desde esta perspectiva, la sensorización del jardín es el mejor ejemplo. No se trata sólo de incorporar la domótica para gestionar el riego, también de obtener datos que nos permitan aprender sobre los efectos del jardín a nivel climático, a nivel de ahorro hídrico y energético. Descubrir así cuál es el impacto real de estas estrategias: cuánta agua podemos recuperar, cómo podemos utilizarlas para reverdecer nuestras ciudades, cómo podemos distribuirla por nuestras arquitecturas para mitigar las temperaturas, que nos permita aumentar la biodiversidad y promover entornos más bellos es nuestro principal objetivo ahora.

También estamos tratando de analizar la viabilidad de convertir los restos de las podas que todos los años se hacen sobre la vegetación urbana en un recurso. Para ello se ha creado un laboratorio en el barrio (realizado con las donaciones por el perfume y la ayuda de Thermo Fisher Scientific), y han comenzado a desarrollarse talleres de destilación de aceites esenciales y de cosmética natural en el barrio.

De este modo, empezamos a cerrar parcialmente el círculo intuido al comienzo del proyecto, y que nos incita a repensar otros modos de considerar y gestionar nuestros recursos vegetales en la ciudad.

En todo caso, consideramos que no se trata solamente de hacer sostenible en el tiempo una idea, o de hacerla replicable, sino de ofrecer también experiencias, o sembrar semillas que puedan germinar en el futuro en condiciones y situaciones alejadas de toda planificación. 

Newsletter

Back

Growing City

All

Smart City

All

Green City

All

Social City

All

New European Bauhaus

All

Interviews

All

ECP 2021 Winner TheMayorEU

Latest